lunes, 17 de septiembre de 2007

La alienación Médica

El personal médico de la salud, erróneamente cree que la liberalidad de su profesión consiste en desplegar sus conocimientos, técnicas, destrezas al servicio de la empresa (EPS) de turno. O sea que se toma su naturaleza como terminada, a la que sólo se le agregan aditamentos; se olvidan (o no pretenden) desarrollar su esencia: sólo repiten formas humanas (de técnicas científicas, o de administración –del POS-), que cada vez los alejan más de su libertad y los acercan más a la alienación.

Hoy se puede afirmar que el trabajo que realiza el personal hospitalario es una labor que no les pertenece ni humana ni profesionalmente, pues la aprobación de su actuar pende del asegurador. Así, cada profesional de la salud desciende cada vez más su condición humana hasta convertirse él mismo en un mero instrumento, no dueño de su actividad porque ésta ya no le pertenece. El trabajo deja de ser un fin en si mismo, es decir, se transforma en un medio. Se empobrece entonces humana y profesionalmente en lugar de desarrollarse. Se deteriora su posibilidad de creatividad, aprendizaje y comunicación.

El profesional ya alienado, actúa sobre los usuarios, bajo la apariencia de una auténtica exteriorización de su vida interna, cuando en realidad es la del ‘otro’ (asegurador, o el prestador, o el estado), y entonces reprime sus cualidades humanas. Este proceso de inconsciente autoalienación constituye la esencia de la alienación, entendida ésta, como la pérdida de la capacidad de la esencia humana.

Las políticas de salud del actual sistema, nos abocó a la alienación como si fuera una condición humana. Pero si de parte del personal hospitalario se puede afirmar la existencia de Alienación, del usuario se podría predicar Adhesión; entonces bajo estas condiciones, la Ley cien no es fuente de desarrollo social, y menos se puede generar una política social de salud.

La naturaleza de la profesión médica debe ser profundizada, clarificada, en relación con la naturaleza humana y de las sociedades. Porque no debe ser un instrumento para el sistema (como lo es el paciente), sino que debe procurar, a partir de ella modificar conductas, hábitos y políticas. Debe definir también, el rol del ‘profesional ético’ sobre el ‘agente instrumento’. Porque el profesional médico sólo se realizará humanamente cuando su trabajo sea libre, para lo cual deberá liberarse(le) de los condicionamientos (legales o no) e intereses (económicos e institucionales) que lo hacen no libre, o sea alienado.

Giovanni Vargas

2 comentarios:

Caligula dijo...

... y si a la alienación de que habla Giovanny le sumamos la explotación a la que está siendo sometido el personal de la salud, ya sea obligado a aceptar unos salarios de miseria por parte de las EPS privadas o a afiliarse a una "cooperativa de trabajo asociado" que se queda con buena parte del fruto de su trabajo como empleado de una ESE, no es extraño que el "cliente externo" (antes llamado paciente) reciba una atención deshumanizada y de baja calidad.
Es dificil esperar que un paciente que busca alivio a sus males los encuentre en otro ser que sufre iguales o peores desventuras que él, causadas estas por el sistema de salud que nos impone la ley 100, y para las que no existe tratamiento ni medicamento, ni siquiera entre los "NO-POS".

alf. dijo...

En mi largo trajinar de mi sagrada profesión he logrado diferenciar 2 tendencias de comportamiento médico:
1)el profesional posterior a la implementación de la ley 100 y
2)el profesional de antes de la ley 100.
En el primero, conformado en su mayoría por los que usted describe en el post,
En el segundo, conformado en su mayoría por los que luchamos, (aunque solos) para volver a practicar la medicina de antaño
con verdadero sentido de libertad, humanismo, visión integral del ser, con consultas médicas sin cronómetro, y con pacientes (no clientes) agradecidos con su sanador.
Quiero recalcar que todavía quedamos médicos con estos ideales, aunque estemos en vía de extinción.
Me parece importante e interesante este blog. Una buena estrategia de información que sirve de ejemplo a la comunidad. Les felicito.