jueves, 28 de febrero de 2008

NADA PERSONAL

A los pobres les impusieron la peor de las barreras de acceso al servicio: el trato impersonal. Nadie les responde por las atenciones clínicas de niveles superiores. La Gobernación de Antioquia automáticamente se excusa en que delegó dicha función a la Dirección Seccional de Salud de Antioquia (DSSA), y ésta a su vez en que la delegó al CRAE (el Centro Regulador de las Atenciones Electivas), y éste último no responde porque no tiene atención al público (sólo vía telefónica), ya que sus instalaciones –ubicadas en los Hangares del Aeropuerto Olaya Herrera- son cerradas al público, y ha definido que las solicitudes (remisiones médicas en formato SIS-412) deben llevarlas, los pacientes, hasta el Hospital la María, que tiene la sede en barrio Castilla de Medellín, y esto excusa también al Hospital la María para no responder por la demora en el trámite de autorización, puesto que no es su responsabilidad sino sólo la de compilar las solicitudes, enviarlas al CRAE y de nuevo entregarle al paciente la autorización...si la concedió la DSSA/CRAE.

La gestión de autorización es un mero trámite administrativo, no clínico, donde los prestadores (IPS, UPSS) le comunican la necesidad clínica de un paciente a la Dirección Seccional de Salud de Antioquia (DSSA); por lo tanto debería ser un trámite interadministrativo y no someter a todos los pacientes a un peregrinaje hasta el Hospital La María para presentar las solicitudes, pues implica que el paciente, enfermo por demás, gaste dinero en transporte, viáticos… tiempo, obligándolos a tener recursos económicos con los cuales no cuentan, pues son la población más pobre y vulnerable. Además estas entidades cuentan con la tecnología para hacerlo digitalmente, o en su defecto a través del correo...Y eso que la tramitomanía dizque quedó abolida por el publicitado Decreto 4747 de 2007...

1 comentario:

Fidel dijo...

Mejor dicho, las cosas están como dispuestas para que el trámite llegue por lo último a feliz término.
Me parece que la idea de la administración (en las altas esferas y a los que esto no los afecta sino como negocio) es que funcione así, no por ignorancia, sino porque la propuesta es esa, esto los libra de cosas que no quieren hacer porque les genera perdida, es prácticamente un filtro donde los menos beneficiados, obviamente, son los beneficiarios del servicio, quienes o no saben como hacer el trámite, o se maman el a vuelta o ni la hacen porque ya saben a que se atienen.